¿Evitará China una burbuja inmobiliaria como las de occidente?

¿Evitará China una burbuja inmobiliaria como las de occidente?

Foto Pudong skyline por Josephine Lim.

A estas alturas de la crisis y desde occidente, hay una continua atención a posibles nuevas burbujas inmobiliarias en distintas zonas del globo, y China no es una excepción. ¿Está justificado?

Bajadas de precios y stock de vivienda.

Después de años de subidas, el precio de la vivienda en China ha bajado. Se estima que la construcción de nueva obra caerá un 10% este año, y otro tanto el siguiente, lo cual se calcula que suponga un 2,5 % menos de PIB. Este fenómeno ya se dio en USA primero y luego en EU y en otros países. ¿Puede ser que haya una nueva gran burbuja inmobiliaria en la “locomotora”China, y que esta tenga efecto global?

Los precios en el sector residencial han caído en el 50% de las principales ciudades Chinas en mayo. Se teme que si se desincentiva la inversión inmobiliaria, también implicara que la economía china perdiera fuerza antes de lo anticipado, y nadie lo desea.

La construcción y vivienda han sido uno de los pilares del espectacular crecimiento chino en las últimas dos décadas, y su salud es crucial para las industrias de la construcción, el acero y el cemento. El sector inmobiliario es también donde los inversores chinos buscan retornos más altos que los que ofrecen los depósitos bancarios. Y lógicamente con la revalorización del terreno los municipios han crecido y financiado sus proyectos de infraestructura.

Ordos

Foto de la ciudad vacía de Ordos en felixmaocho.wordpress.com

Ciertamente es espectacular la visión de las denominadas ‘ciudades fantasma‘, grandes proyectos del boom inmobiliario. Por ejemplo Ordos, en Mongolia, se dimensionó para alojar a un millón más de personas, pero sus calles y casas se ven vacías. Solo el 2% de sus edificios se han ocupado.

Pero ciudades vacías a parte, el fenómeno de bajada de precios y acumulación de vivienda disponible se está dando sobretodo en ciudades de segundo orden, como Dalian y Tianjin, que podrían acumular para finales del 2014 un stock de vivienda equivalente a su demanda de 20 meses.

Y si es cierto que bajó el precio de la obra nueva en mayo en el 50% de las ciudades, y la cifra es la más baja de los últimos dos años, según la Oficina Nacional de Estadísticas (NBS) china, también subieron en otras (aprox en el 20%).
Otras ciudades emblemáticas de China como Chengdu y Xian también registraron caídas (el 0,3 % las dos). Y la mayor bajada de precios fue en Hangzhou (capital de Zhejiang), con un 1,4 %.

En mayo destacan las bajadas de precios en Shanghái (0,3 %) y en Shenzhen (en el sur del país – 0,2 %), mientras que por ejemplo Cantón se mantuvo sin cambios.

Canton_towe

Foto de la Torre Catón durante la ceremonia de apertura de los Juegos Asiáticos de 2010.

Impacto de la construcción en la economía china.

El peso de construcción en PIB chino es del 13%. Alto, pero muy lejos de ser determinante, como en países muy dependientes de la construcción como fue el caso de España, por ejemplo.

Y hay que destacar que la economía del gigante asiático creció a una tasa interanual del 7,7% en el último trimestre de 2013. Es el octavo trimestre consecutivo por debajo de los espectaculares incrementos del 8% y superiores anteriores. Aun así el 7,7% sigue superando los pronósticos que creían que la desaceleración ya iba a ser mayor.

En los últimos tiempos, las autoridades chinas ya han aplicado medidas para controlar el alza de los precios de la vivienda precisamente para evitar crear una burbuja inmobiliaria.

Algunas de estas medidas para desincentivar la inversión supusieron restricciones a la compra de segundas y terceras viviendas o consistieron en aumentar los impuestos a las transacciones inmobiliarias.

Y por el contrario ahora para animar el mercado inmobiliario el Banco Popular de China (PBOC, central) pidió en abril a las entidades financieras que estimulen la concesión de hipotecas. Y el mercado parece que se está regulando con de manera selectiva para precisamente incentivar la compra en las ciudades medianas con más stock. Las autoridades chinas parecen tener recursos y control, y margen para aplicarlo.

En opinión de Michael Pettis, profesor de la Universidad de Pekín, “China no vivirá, como se ha especulado en los últimos tiempos, ni un aterrizaje brusco ni un aterrizaje suave, sino un aterrizaje largo” (long landing) con crecimientos en torno al 3% y 4% que se mantendrán así durante años.

Leer más:

Tic, tac, tic, tac… La burbuja inmobiliaria de China no termina de estallar

Los precios de la vivienda nueva caen en la mitad de ciudades chinas en mayo

Is China the next Lehman Brothers? by John Cassidy

Comparte o guárdarte este enlace:

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *